#welivesports

ELIUD KIPCHOGE: HISTORIA DE UN RÉCORD MUNDIAL

marzo 15, 2019

En un día normal, Eliud Kipchoge lava baños. También cocina y se encarga de los quehaceres de las instalaciones donde entrena. Él y su equipo se turnan estas tareas mientras preparan su próxima carrera.

Kipchoge ha ganado 10 de los 11 maratones en que ha participado, 9 de manera consecutiva. El único en que no ganó llegó segundo. Es medallista olímpico de oro y posee, por supuesto, el récord mundial de la prueba. Hablamos del Michael Jordan de los corredores de fondo, del Usain Bolt o el Michael Phelps. Nunca ha habido alguien más dominante en este deporte.

De chico trotaba a la escuela. Sus pies eran su medio de transporte. No podía saberlo entonces, pero en la escasez fundó los cimientos de la leyenda que ahora construye sobre el asfalto.

Eliud despierta a las 5 de la mañana para la práctica matutina. En una libreta lleva registro de los datos de sus sesiones. A lo largo del tiempo ha acumulado 15, una por cada año desde que entrena. En esas hojas datan los miles de kilómetros corridos, cantidad incalculable de calorías, una cuota imposible de esfuerzo.

Le dicen el filósofo porque un aura de sabio le envuelve. Siempre está tranquilo, incluso cuando acelera, y cuando habla lo hace con proverbios: “El mejor momento para plantar un árbol fue hace 25 años. El segundo mejor momento, es ahora”, o “sólo aquellos que son disciplinados son realmente libres”.

“No se corre con las piernas, sino con el corazón y la mente”, dijo alguna vez. Quizá eso pensaba el 16 de septiembre de 2018 cuando corría bajo el arco de la Puerta de Brandenburgo, en el maratón de Berlín. Momentos después cruzaba la meta con tiempo de 2 horas un minuto y 39 segundos, el maratón más rápido en la historia desde que se tenga registro.

Venció el récord por 78 segundos. “En realidad quiero competir contra mi mismo”, había dicho antes de la carrera. Eliud reconoce el valor de la humildad, la dedicación y el trabajo en equipo. Sabe que el glamour y los lujos no le harán mejor atleta. Por eso vive austero, entrena diario, y se encarga de los quehaceres de las instalaciones donde entrena. Lo demás es consecuencia.

En un día normal, Eliud Kipchoge lava baños. En otro, rompe el récord del mundial del maratón. Tú también puedes romper el tuyo. Hoy es un buen día para empezar.

Ubica tu tienda más cercana en: http://sucursales.innovasport.com

¿TE GUSTÓ? ¡compártelo!